El Regalo de Baltazar…

El Regalo de Baltazar…

El Regalo de Baltazar...

Daniel estaba tan molesto por los pocos juguetes que había recibido este día de Reyes, que decidió escribirles nuevamente, pero esta vez con la intención de reclamarles la austeridad de sus regalos….. Su carta resulto ser tan dura y critica que dejo a los tres reyes anonadados… Pero a Baltazar que siempre ha sido el más sabio y bondadoso de los tres se le ocurrió un plan, así que fue por su camello y se dispuso a visitar al niño.

Al llegar le pregunto a Daniel ¿Por qué estas tan enfadado con tus regalos? A caso no te gustaron? Mira que cada día hay más niños en el mundo y si ya de por si es difícil llevarles un regalo a todos, es totalmente imposible dejar tantos juguetes a un solo niño… además teniendo tantos amigos con quien jugar no veo para que quieras tantos juguetes….

- ¡Eso no me importa! Quisiera más juguetes y menos amigos….

Estas seguro de eso? le pregunto el morenito…

Claro prefiero mil veces los juguetes…

Ok le dijo el Rey Mago entonces te propongo un trato; para el siguiente año te traeré un juguete por cada amigo al que renuncies, además bastantes niños me han pedido en sus cartas tener más amigos.. y así les podre ofrecer los que tu ya no quieras…

- ¡Hecho! – dijo Daniel sin dudar… – es más desde ahorita te lo digo te puedes quedar todos mis amigos……

Lo tomare en cuenta le dijo Baltazar mientras se dirigía a su camello para regresar a su hogar…

Transcurrió así un año y en la mañana del seis de Enero Daniel encontró junto al árbol de una enorme montaña de juguetes, había tantos que al llegar al fin de mes el continuaba abriendo juguetes nuevos… Estaba feliz, gritaba a los vientos lo mucho que quería a los Reyes Magos en especial Baltazar y hasta le escribió varias cartas de agradecimiento.

Cada juguete que abría era tan maravilloso que se pasaba la tarde entera jugando con el… pero al día siguiente perdía el interés y destapaba otro y la historia se repetía…

Pero al paso de algunos meses sus juguetes le comenzaron a parecer aburridos y sin chiste.. Si al menos tuviera con quien jugar esto será maravilloso, así que decidió salir a la calle para mostrarles sus juguetes a un grupo de niños que se divertían jugando al futbol con una botella de Frutsi vacía que hacia las veces de pelota…

Pero, una vez en la calle, ninguno de los niños mostró interés por sus juguetes… es mas ni siquiera le contestaron, parecía como si no lo hubieran escuchado, ni siquiera cuando este les ofreció compartir con ellos los mejores y más modernos juguetes.

Que lastima pensó Daniel – Creo que me he quedado sin amigos… pero bueno, qué más da, aún sigo teniendo montones de juguetes.

Volvió a su casa y vio las pilas de juguetes que tenia, pero no sintió deseo alguno de jugar, sus juguetes le resultaban aburridos, siempre hacían lo mismo, y la única forma de divertirse con ellos era inventándose nuevos mundos y aventuras, como lo hacía cuando jugaba con sus amigos. Pero al hacerlo le resultaba falto de gracia y nada divertido.

Cuanto extraño a mis amigos pensó, siempre que estaba con ellos se nos ocurrían nuevas ideas y formas para adaptar nuestros juegos ¡Podíamos jugar con un mismo juguete durante semanas sin importar lo viejo y austero que este fuera! Ahora estoy totalmente convencido de que mis amigos son mucho mejores que cualquier juguete ¡Además llevo muchos años jugando con ellos y nunca me han aburrido!

Así pues transcurrió para Daniel el año mas largo y aburrido que había tenido en toda su vida pero al aproximarse el día de Reyes decidió mandarles una nueva carta, pero a diferencia con la anterior, esta fue redactada de manera humilde y en ella les pedía perdón por haber sido tan tonto al aceptar cambiar sus mejores regalos por unos aburridos juguetes, y les suplicaba le devolvieran a todos y cada uno de sus viejos amigos.

Al leer la carta Baltazar sonrió mientras le decía a Melchor y a Gaspar… Creo que esta vez el niño ha aprendido la lección…

Y desde aquel día de Reyes, Daniel no deseó por regalo otra cosa que no fuera tener muchos amigos y poder compartir con ellos sus juegos y alegrías, aunque fuera junto a los viejos juguetes de siempre..

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s